Lic. Lía Goren

únete a la conversación

Soy Lía Goren y mi trabajo es asesorar y capacitar para la mejora de la comunicación y las relaciones personales desde una perspectiva ecológica: la sabiduría de los ecosistemas aplicada a la convivencia humana.

 

Mi actividad actual no fue mi primera elección vocacional. En realidad, nunca planeé estar haciendo lo que hago hoy y llegar hasta aquí es lo más orgánico que le sucedió a mi vida. Fue un proceso en el que se unieron mi necesidad de sanar y volverme más funcional en mis relaciones – con los demás y como madre– y el enorme interés que me despertaba lo que aprendía para resolverla.

Y estoy feliz, tanto por los muchos años en que trabajé apasionadamente como profesora de Expresión Corporal como por haberme decidido a dar, hace ya 25 años, el giro y el propósito profesional que me trajo hasta donde estoy ahora.

Mis años como estudiante y profesora de Expresión Corporal, fascinantes y plenos de creatividad, fueron un hermoso camino que me enseñó a valorar por siempre la importancia del derecho a elegir y a disfrutar con el que debe contar toda persona que desea aprender. La Expresión Corporal me regaló maestros inigualables como Patricia Stokoe, su iniciadora, y la posibilidad de concebir la experiencia de aprender desde una óptica totalmente diferente a lo que había vivido y estudiado. Ser profesora de Expresión Corporal me liberó totalmente de los modos de la educación convencional y también fue transformador en lo personal.

El paradigma fundamental que guía la vida escolar no está lejos del que guía la vida familiar. Y todo lo que no me gustaba de mi experiencia de ser hija se sumó a las pobres o malas experiencias de ser alumna. Todos pasamos la mayor parte del tiempo de nuestra infancia y adolescencia en la familia y en las escuelas. Este proceso resulta en una inculturación continua en los hábitos de la obediencia y la postergación excesiva de nuestros sueños y en donde se pone el acento la individualidad, la competencia y los inútiles anhelos exitistas. Todos estos son los anti-valores responsables de la desintegración de la matriz vital de la convivencia humana.

Así las cosas, cuando me tocó ser mamá comencé a darme cuenta de que no podía desprenderme de los patrones que había aprendido durante mi experiencia de ser hija y estudiante: al menor descuido me encontraba repitiéndolos. También veía como mis hijos atravesaban una escolaridad que todavía tenía mucho por mejorar. Eso me entristecía y me llenaba de impotencia.

Navegando entre la terapia gestáltica y los estudios, pude reconocer los modelos mentales que estaban por detrás de mis viejos pilotos automáticos y constaté que no eran solo un problema mío, sino que se trataba de pautas culturales generalizadas. Aprendí cuáles eran los modelos alternativos que permitían configurar espacios relacionales operativa y emocionalmente saludables. Mi vida personal y familiar iba mejorando y si esto era bueno para mí, por qué no compartirlo con otros.

Muy resumidamente, así fue cómo llegué a esta otra etapa de mi vida en la que pude unir al cuerpo la palabra. Así fue cómo todo se fue integrando hasta conformar los dos grandes líneas desde las cuales organizo mi trabajo. El enfoque Relacional Dialógico en lo comunicativo y el enfoque EcoMind como marco sistémico y complejo de la sana convivencia.

Todo lo que puede leerse en esta página y todo lo no está, porque es imposible ponerlo en pocas palabras, es lo que me motiva todos los días en cada cosa que hago y, muy especialmente, en lo que hace a la calidad de las relaciones de los adultos con los niños, las niñas y los jóvenes.

ACERCA DE AWAYO

 Este espacio nace en el año 1993 pero recién en el 2005 toma el nombre de Awayo.

 

El motor inicial de todo lo que sucede en Awayo, y que aun sigue vigente, fue el de conformar un espacio para los adultos a favor de la infancia y la juventud. Hasta hoy, los dos principales ámbitos destinatarios del trabajo de Awayo son el de la familia y la educación.

 

Con el paso de los años, las personas se daban cuenta de que las competencias relacionales que aprendían no solo eran ventajosas en el ámbito de la vida familiar y escolar, sino que les traían beneficios en todas las áreas de sus vidas. Ese fue el motivo que llevó a la iniciación en el año 2014 de la primera capacitación en su Enfoque Relacional. 

 

logo_awayo_solo.jpg

Lic. Lía Goren

liagoren@gmail.com

​móvil:  +54 11 5966-8237

​Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Argentina

El Blog

El espacio de reflexión compartida de Lía Goren 

  • Icono social Instagram
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic